Champús

Champús

2 resultados en Champús

Ver como Parrilla Lista
Fijar Dirección Descendente

2 resultados en Champús

Ver como Parrilla Lista
Fijar Dirección Descendente

Champús

El cuidado de nuestro cabello es una de nuestras mayores preocupaciones estéticas, sobre todo si tenemos algún tipo de problema como caspa, sequedad o caída. Tanto el cuero cabelludo como el pelo necesitan que lo tratemos con los mejores productos, no solo para mantener su higiene, sino para darle la hidratación y nutrición que requieren y luzcan sanos.

Si quieres cuidar tu cabello tu mejor opción es la marihuana, es ideal ya que tiene un alto contenido de Omega 3 y 6, oligoelementos y vitaminas (E, A, B y C) que contribuyen a fortalecer nuestro pelo consiguiendo mayor resistencia y que luzca brillante y sedoso. Sus beneficios están científicamente probados por lo que es total la seguridad de su uso por vía tópica.

En Weediid tenemos una gama de champús para usar diariamente ya que están realizados con productos naturales como el aceite de  cáñamo, adecuado para cualquier tipo de cabello, incluso para cueros cabelludos sensibles. Visita nuestra web y descubre nuestras ofertas para el 2019.

  

Historia del champú

En la antigüedad ya existía una preocupación por el cabello así que no es de extrañar que existieran productos para el cuidado capilar. En cada cultura tenían predilección por distintas sustancias, pero el denominador común en todas ellas era que estaban realizadas con productos naturales.

Podemos encontrar referencias al aseo personal en los que se incluía el champú desde el año 4000 antes de cristo. Diferentes civilizaciones como la egipcia, la griega o la edad media hasta llegar hasta nuestros días. En el siglo XII los europeos empezaron a fabricar jabón a raíz de conocer el jabón musulmán. El primer champú conocido era una mezcla de jabón hervido al que se le añadían plantas (jazmín, laurel, rosa, aloe, sándalo, henna, etc).

El término champú no llegaría sin embargo hasta el siglo XVIII, esta palabra proviene de la inglesa shampoo pero ésta nace de la adaptación de la palabra hindi champna, que significa algo así como masajear. Este término lo llevó a Inglaterra el hindú Sake Dean Mohamed, que inauguró en ese país un local para que la gente acudiera a lavarse el cabello.

A finales del siglo XIX el alemán Hans Schwarzkopf abre una farmacia dedicada a este producto, pone a la venta un champú en polvo al que había que añadirle agua, años después lanzaría el champú líquido. Los champús de esa época no hacían espuma como los que conocemos hoy en día, esos llegaron en la tercera década del siglo XX.

El precursor del champú comercial fue el británico Kasey Herbert que iba vendiéndolo por las calles de la capital inglesa. Sin embargo, la primera marca de este producto fue Drene, usaban una fórmula sintética pero no jabonosa. A partir de los años 60 se mejoran las fórmulas del champú para que sean menos agresivas con el cabello.

Como ves desde entonces se han creado infinidad de productos para la higiene y el peinado y ahora tenemos una gran oferta de champús, acondicionadores, mascarillas, etc. Sin embargo, el ingrediente más revolucionario es uno que ha sido utilizado desde hace siglos: la marihuana.

  

¿Qué aporta el cannabis al cabello?

Como ya sabéis, la marihuana tiene múltiples propiedades medicinales, por eso lleva usándose desde hace miles de años para tratar distintas enfermedades. Actualmente se están llevando a cabo diferentes estudios para seguir descubriendo otras aplicaciones terapéuticas.

Los beneficios de nuestra adorada planta cannabinacea no sólo tienen efecto si se fuma o se ingiere, también podemos disfrutar de sus atributos por vía tópica tanto para la piel como para el cuero cabelludo y el pelo.

Estimula el crecimiento: Los ácidos grasos que contiene la planta de cannabis ayudan a que el pelo crezca sano y fuerte. Nuestro cabello mejora su flujo sanguíneo por lo que al estimular los capilares crecerá más resistente. Al mantener su vitalidad no debemos preocuparnos de su caída ni de las puntas abiertas.

Elimina la Caspa: El ácido gamma linolénico nutre el cuero cabelludo, siendo de gran ayuda para eliminar la caspa y la sequedad. Esto también nos puede ayudar en los casos de dermatitis seborreica. Gracias a este champú ya no tendrás miedo a usar ropa oscura.

Hidrata y nutre: Nuestro pelo está sometido a muchas agresiones: calor, frío, contaminación, etc., es por esto que necesitamos un champú que nos aporte esa nutrición que vamos perdiendo. Gracias a los componentes del cannabis, nuestro cabello recupera su brillo y elasticidad. Conseguiremos regenerar el pelo y estará más resistente ante el uso de secadores y planchas del pelo que tanto lo resecan.

Los champús que tenemos en nuestra web pueden estar realizados con aceite de cáñamo o con CBD:

Aceite de cáñamo: Extraído de la semilla es conocido por ser rico en aceites insaturados como omega 3 y omega 6, tiene poco sabor y contiene vitaminas y antioxidantes. Se usa por su gran capacidad emoliente y humectante que evitan que el cabello se reseque.

CBD: Es un fitocannabinoide que se produce en los tricomas de la planta de marihuana. Este compuesto no tiene efectos psicoactivos, pero sí propiedades medicinales ya que conecta con el sistema endocannabinoide de los seres vivos.

   

Modo de empleo

Usar champú realizado con cannabis medicinal, tanto con aceite de cáñamo como con CBD, es muy sencillo, pero tenemos que asegurarnos que lo aplicamos correctamente para poder aprovecharnos al 100% de todas sus propiedades.

Lo primero que tenemos que hacer es elegir uno que se adecue a las necesidades de nuestro pelo y cuero cabelludo. Si nos lavamos el cabello diariamente debemos usar aquel que sea apto para este uso cotidiano, pero recuerda que lo recomendable es lavarlo 2 o 3 veces por semana.

Para utilizar el champú solo tenemos humedecer nuestro pelo y aplicar una pequeña cantidad en nuestra mano, luego lo colocaremos en nuestra cabeza y realizaremos un masaje para lograr que se distribuya por todo el cabello, además, esto favorece la penetración. Después enjuagamos con agua tibia para terminar con agua fría hasta aclarar completamente. Algunos fabricantes recomiendan que dejemos actuar el producto durante unos minutos antes de aclarar. Al acabar con una menor temperatura favorecemos el brillo y la regulación de sebo, además alisaremos la fibra capilar.

De todas formas, en cada envase de champú encontrarás las instrucciones de uso por lo que no tienes que preocuparte.

Seguro que te enamoras tanto de sus aromas como de sus resultados y pasará a tu rutina de higiene habitual.

 

Ahora que conoces mejor las cualidades de la marihuana aplicadas en nuestro cabello no podrás dejar pasar la oportunidad de echarle un vistazo a nuestra sección. Elige el producto que más te guste y añádelo a tu carrito, te aseguramos que lo notarás en tu pelo pero no en tu bolsillo. En Weediid tenemos estupendas ofertas para 2019 en todos nuestros productos.

 

All You Weed Is Love.